Christian Llitjós


Novena derrota consecutiva de unos Barcelona Dragons que, sin duda, sólo desean que termine de una vez esta decepcionante temporada. En esta ocasión, fueron los Paris Musketeers los que destrozaron sin paliativos a un conjunto español sin rumbo ni ideas. El 50-9 para los parisinos, indica la gran diferencia que hubo entre ambos equipos, en el encuentro que se disputó en el Jean Boin de Paris. Por su parte, en la conferencia de Dragons, Stuttgart Surge se aseguró el liderato de la Central con su cómoda victoria ante Tirol Raiders (28-38), mientras que Munich Ravens todavía mantiene alguna esperanza tras derrotar en Milán a Seamen per un claro 29-50. En la Conferencia Este, Vikings sufrió más de la cuenta para vencer en Viena a Fehervar Enthroners (21-20), mientras que Cologne Centurions lo tuvo fácil ante Praga Lions (37-9). Rhein Fire sigue liderando la Conferencia Oeste tras su cómoda victoria ante Helvetic Guards (17-43, aunque no pudo asegurar la primera plaza del grupo al vencer Frankfurt Galaxy a Hamburg Sea Devils (13-23). Este próximo fin de semana se disputará la última jornada de la fase regular, donde todavía hay dos plazas de playoff por decidir y cuatro equipos en lucha (Raiders, Ravens, Panthers y Thunder).


SURGE SE ASEGURA LA PRIMERA PLAZA DE LA CONFERENCIA CENTRAL. DRAGONS SIGUE A LA DERIVA

La mejora en el juego de Dragons que se vio la semana anterior ante Surge fue tan sólo un espejismo y así quedó demostrado este pasado domingo en el Stade Jean Boin de Paris (3.800 aficionados) ante Mussketeers. Los de Gabriel Sánchez fueron un equipo sin alma ni ideas en ataque, que además se vieron claramente superados en defensa por una ofensiva parisina liderada por ex jugadores de Dragons como el quarterback Zach Edwards (18/30-365y-5TD y 99 yardas de carrera) o los receptores Kyle Sweet (122y-1TD) y Remi Bertellin (48y), donde también destacó de manera insultante el tight end español Adriá Botella (121y-2TD). Un dato que define perfectamente la diferencia entre ambos equipos es el de yardas totales, con 609 para los locales y tan sólo 175 para los catalanes, donde sólo se pudieron ver escasos destellos de calidad de Toni Montón, Vinnie McDonald o Alex Pacheco. La primera mitad, que terminó con un 21-9 en el marcador, todavía tuvo algo de emoción, pero la segunda mitad, donde los franceses consiguieron un parcial de 29-0, fue un paseo para el equipo local.

Por otro lado, el partido más esperado de la jornada, donde Raiders y Surge luchaban por la primera plaza del grupo, tuvo como claro vencedor al conjunto alemán, que se impuso sin demasiados problemas a los austríacos en el Tivoli Stadium de Innsbruck ante 4.073 espectadores. La defensa de Surge, liderada por jugadores como Khaylan Kearse-Thomas, Goran Zec, Mitchell Fettig o Majan Jelvani, maniató al ataque local, donde sólo destacaron el receptor Phillip Haun (160y-2TD) y el corredor Tobias Bonatti (78y-2TD). Además, el quarterback de Surge, Reilly Hennessey (16/28-267y-1TD, más 2 TD de carrera) realizó un partido muy completo, dirigiendo una ofensiva en la que el corredor Nicolas Khandar (80y-1TD) y los receptores Louis Geyer (100y) y Darrell Steward Jr (79y-1TD) fueron sus mejores exponentes. Tras una primera mitad muy igualada, que terminó con empate a doce, un gran tercer cuarto de Surge les dejó con un favorable 12-32 al inicio del último parcial. La igualdad volvió en los últimos minutos, pero los de Stuttgart no se dejaron sorprender, venciendo por 28 a 38 en un difícil campo y asegurándose una plaza en los playoffs de la ELF’23.

La derrota de Raiders todavía le da esperanzas, aunque pocas, a unos Ravens que derrotaron en el Velodrom Vigorelli de Milán (700 espectadores) a unos frágiles Seamen. El equipo muniqués demostró todo su poder ofensivo, con una gran exhibición del ex jugador de Seamen, Markell Castle, quien capturó 10 recepciones para un total de 186 yardas y 1 touchdown, mientras que sus compañeros Tomiwa Oyewo (108y-3TD) y Justin Rodney (120y-1TD), hicieron estragos en el juego terrestre germano. El ataque italiano no estuvo mal, con un gran Luke Zahradka (26/39-292y-3TD), pero el problema de Seamen, como en todo el año, es su defensa, un auténtico coladero que permitió que el partido quedara sentenciado tras los dos primeros cuartos, llegándose al descanso con el marcador de 9-23. Seamen llegó, sorprendentemente, a colocarse 21-23 al inicio del último cuarto, pero los visitantes volvieron a mostrar su gran poder ofensivo, llevándose el triunfo final por un claro 29-50 y ahora deberán vencer a Dragons el próximo domingo y esperar una carambola en la Week14 para poder meterse en los playoffs.  


VIKINGS SUFRE Y CENTURIONS VENCE MIENTRAS PANTHERS Y THUNDER AGUARDAN EL ASALTO FINAL

Viena Vikings, con la primera plaza de la Conferencia Este asegurada desde hace un par de semanas, recibía en el Hohe Warte (1.200 espectadores) a unos Fehervar Enthroners que, a punto estuvieron de dar la gran sorpresa de la jornada. Comenzaron fuerte los locales, con un gran Jordan Bouah (131 yardas y 1 TD de recepción) en el juego aéreo, junto a la potencia de Karri Pajarinen (70y-1TD) en el terrestre, que pronto los situaron con un 14-0. El equipo húngaro reaccionó tras una buena posesión que concretó el quarterback Kevin Doyle (24-43-293y) con una corta jugada personal, que suponía el 14-6 a falta de menos de treinta segundos para el final del segundo cuarto, pero una buena combinación entre Chris Helbig (18/28-265y-1TD) y Bouah volvía a abrir una brecha en el marcador, dejando el 21-6 al descanso. En la reanudación, con un conjunto húngaro sin nada que perder, sorprendieron al actual campeón con dos jugadas de fantasía. Primero fue una “reverse pass” con pase final de Tavares Martin Jr. sobre Doyle (21-12) y pocos minutos más tarde, una “halfback pass” con el propio Martin Jr., que realizó un enorme partido con un total de 170 yardas y 2TD, lanzándole el balón en esta ocasión a Kende Rathonyi, quien conseguía el inquietante 21-20 al final del tercer cuarto. Tuvo todo el último cuarto el conjunto magiar para dar la gran sorpresa, pero Vikings, que incluso falló un field goal, defendió a la perfección, evitando cualquier susto de última hora y consiguiendo su undécima victoria de la temporada.  

Mientras Enthroners, pese a sus limitaciones, ha ido mejorando con el paso de las jornadas o al menos buscando soluciones, Prague Lions es su antítesis en la Conferencia Este. Sin un plan claro y con la sombra de la retirada de la ELF sobre sus espaldas, el equipo checo volvió a jugar un partido para el olvido ante Cologne Centurions, perdiendo 37 a 9 y eso que el conjunto de Colonia ha sido una de las grandes decepciones de la temporada. El gran protagonista del partido fue el corredor de Centurions, Gerald Ameln, ex de Galaxy y Sea Devils, quien en tan sólo seis carreras, sumó un total de 136 yardas y tres touchdowns, siendo clave en el triunfo de los locales. El marcador al descanso (29-3) ya reflejaba la gran diferencia que hubo entre los dos equipos.


FIRE Y GALAXY SE JUGARÁN EL PRÓXIMO DOMINGO LA PRIMERA PLAZA DE LA CONFERENcIA OESTE

Para terminar, en la Conferencia Oeste sigue el duelo en lo alto de la clasificación entre Rhein Fire (11-0) y Frankfurt Galaxy (10-1), quienes se enfrentarán el próximo domingo en un duelo que promete ser espectacular. En esta Week13, Fire derrotó a Helvetic Guards por 17 a 43 en el LIDL Arena de Wil (3.060 espectadores), en un choque en el que el quarterback Jadrian Clark alcanzó los 50 pases de TD esta temporada, tras los cinco que consiguió esta semana. Además, la gran actuación también del corredor Glenn Toonga (120y-1TD), dejó sin opciones al conjunto suizo, que tan sólo pudo aguantar hasta el 7-7 del primer cuarto. Después, un parcial de 0-36 para los visitantes dejaría las cosas en su sitio, pese a que el último cuarto, con muchos suplentes de Fire sobre el campo, lo ganara Guards con un parcial de 10-0, dejando el definitivo 17-43.

Su gran rival por la primera plaza, Galaxy, se impuso también en el clásico ante Sea Devils, disputado en el Hoheluft de Hamburgo (3.486 aficionados). Pese a adelantarse Sea Devils con un touchdown tras corta carrera de Salieu Ceesay, quien alternó la posición de quarterback con Moritz Maack (11/31-168y-2int), Galaxy empató el encuentro en la última jugada del primer cuarto tras pase de Jakeb Sullivan (17/26-190y-1TD) a Nico Strahmann (111y-1TD). En el segundo parcial, los visitantes se adelantaron en los últimos minutos tras una anotación de Samuel Shannon y un field goal de Ryan Rimmler, que les permitió irse al descanso con un favorable 7-17. Dos chuts más de Rimmler en la segunda mitad dejaban el partido sentenciado (7-23), antes que John Levi Kruse, tras una recepción inverosímil, situara el 13-23 final.  


-MVP Week13:

Zach Edwards (QB- Paris Musketeers) – 18 de 31 completados para 367 yardas y 5 Touchdowns, más 37 yardas de carrera

-Partidazo de la Jornada:

Vienna Vikings – Fehervar Enthroners

-Decepción de la Semana:

Tirol Raiders

-Españoles por la ELF;

Adriá Botella (TE Musketeers) Titular. 7 recepciones para 121 yardas, 2 Touchdowns y 1 Conversión 2pts

Alejandro Fernández (DL Fire) Titular. 5 placajes y 1 sack

Juan Calderón (WR Seamen) Titular. 4 recepciones para 63 yardas  

Jean Claude Madin (WR Sea Devils) Titular. 4 recepciones para 60 yardas

Luis Moreno (WR Ravens) Suplente. 2 placajes

Celestin Ngimbi (OL Musketeers) Titular

Carlos Carrasco (OL Centurions) Titular

Gabriel Rodríguez (OL Guards) Titular

WEEK 14

La Week14 de la ELF’23 presenta partidos sin relevancia y partidos donde se acabarán de decidir los equipos que finalmente entren en la lucha por el título (Raiders, Thunder, Panthers y Ravens luchan por dos plazas), aunque por encima de todos destaca el duelo entre Fire y Galaxy que, pese a estar ambos equipos ya clasificados, decidirá el líder de la Conferencia Oeste.

Galaxy (10-1) recibirá a Fire (11-0) el domingo a partir de las 16:25h., aunque deberá recuperar el 9-33 del partido de la Week1 que enfrentó a ambos equipos para quitarles la primera plaza. Otro partido a seguir será el que disputarán Raiders (7-4) en casa de Milano Seamen (2-9), donde el equipo austríaco necesita imperiosamente la victoria para meterse en playoffs. Thunder (7-4), que visita a Hamburg Sea Devils (4-7), también está obligado a ganar si no quiere que Panthers (7-4), que se desplaza hasta Hungría para enfrentarse a Enthroners (3-8), le arrebate la segunda plaza de la Conferencia Este. Ravens (6-5) también tiene todavía alguna escasa posibilidad, pero para ello debería vencer a Dragons (2-8) en el partido que se disputará el domingo a la una de la tarde y esperar los tropiezos de Raiders y alguno de los equipos de la Este. El resto de partidos, sin más transcendencia, serán los que enfrentarán a Lions (1-10) con Vikings (11-0), a Musketeers (5-6) con Centurions (4-7) y a Surge (9-2) con Guards (3-8).

━━━━━━ ◦ ❖ ◦ ━━━━━━

Por Christian Llitjós


Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: